La taza, el caldo y Reyna Luisa atormentada

Lo  informó Europa Press: Reyna Luisa Tamayo está atormentada. Se lamenta la madre del fallecido preso contrarrevolucionario Orlando Zapata que el denominado Comité Internacional de Rescate que los recibió a ella y sus 12 familiares al llegar a Miami el 9 de junio le comunicó esta semana que su manutención solo duraría cuatro meses. Uff, mala cosa. 

La ayuda que ha recibido desde su arribo a Estados Unidos se está “agotando” y actualmente ninguno de los familiares que viajó con ella tiene trabajo para garantizar el sustento en un futuro próximo.

Tamayo pisó suelo estadounidense con los restos de su hijo  junto a 12 familiares. Decidió  partir “huyendo de la represión” en Cuba y tal vez imaginó que allá era como “coser y cantar”. A su llegada: fotos, recibimientos, poses ante cámaras….el Comité ubicó a todos sus parientes en cuatro apartamentos, pero  Tamayo asegura que, debido al alto costo del alquiler, la ayuda que la organización tenía asignada para ellos “se está acabando”.

Se está acabando, como mismo languidecen las fotos, las cámaras y las poses preparadas. Ahora Reyna Luisa y su prole se han visto obligados a buscar un nuevo lugar donde vivir, más económico, “para poder estirar el dinero de la ayuda que todavía queda”.

El alquiler que pagan por cada uno de los apartamentos es de mil 295 dólares (908 euros) sin incluir ninguno de los servicios, según reveló ella en declaraciones telefónicas a la agencia noticiosa.

Narra que el grupo de rescate les garantizó financiación para un plazo de seis meses, pero los cálculos fueron errados porque en  la mala nueva les advierten que “a duras penas podrían sostener su manutención por un máximo de cuatro meses”.

“La ayuda se ha ido en esas rentas tan altas y queremos encontrar algo barato para que nos dure un poquito más el dinero”, comentó Reyna Luisa y eso la tiene “muy atormentada” por el futuro que le depara a ella y a su familia, que no ha podido encontrar un trabajo, en momentos que Estados Unidos atraviesa una de las peores crisis económicas de las últimas décadas. Realmente desde estar acordándose que no conocía de esos dolores de cabeza allá en su natal Banes.

Pero Tamayo se irá a Washington a contar sus “penas” ante la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, que preside la congresista republicana Ileana Ros-Lehtinen, más conocida como la loba feroz. El martes abordará su vuelo. Ya tiene el boleto. Necesita además hablar rápido con ” los congresistas la situación actual de esta familia en Estados Unidos” y bla, bla,bla…

Sobre todo eso “contar a los congresitas” a ver si s conmueven y aumentan las “cuentas” para seguir viviendo, pues no creo que le resulte marchar con un gladiolo, vestida de blanco por las calles de Miami. Hay un viejo refrán que reza “a quien no quiere caldo, le dan dos tazas” y por alguna razón lo recuerdo ahora.

Anuncios

El salvoconducto

Es una pena, lo confieso,  que la muerte de un ser humano sea manipulada y utilizada como moneda de cambio.

Me refiero a todo lo que vino después del deceso del preso común Orlando Zapata Tamayo —sancionado por varios delitos comunes—, el 23 de febrero de 2010.

Su obstinación lo llevó al punto de no retorno, quizás al dejarse llevar por esos que alientan la necesidad de un mártir cueste lo que cueste.

Así, del día a la mañana Zapata pasó de preso común a “disidente político” y su familia de Banes, en la oriental provincia de Holguín salió del anonimato para saltar al escenario de los supuestos defensores de los derechos humanos.

Difícil será conocer el intríngulis familiar de los Zapata Tamayo, para ellos hay un antes y después, luego del desenlace trágico. Sigue leyendo

Píldora anticubana para Obama

Los Estefan contentos con su amigo el Presidente

Los Estefan contentos con su amigo el Presidente

Como era de esperar el presidente estadounidense Barack Obama recibió su píldora anticubana en la recepción que le ofrecieron los Estefan en su residencia de Miami.

A precio de bicoca —30 400 dólares por pareja— unos 100 invitados acudieron a la cita con el Presidente, donde el matrimonio dejó bien claro desde el principio que ahí, en sus predios, se le tiraría a Cuba.

En efecto, la Gloria y su marido Emilio le pasaron la parrafada al jefe de la Casa Blanca sobre el tema de supuestas violaciones de los derechos humanos y el tema de la democracia en la nación caribeña.

Según trascendió en las noticias, Gloria le entregó cartas de la madre de Orlando Zapata, un recluso con 14 delitos comunes convertido en  “disidente” político, fallecido luego de 85 días de una huelga de hambre voluntaria, y de Guillermo Fariñas, otro “disidente” en ayuno, con historial de ataques físicos a una funcionaria de Salud Pública y a un conocido.

Pero vaya lástima, desaprovecharon la ocasión para hablar un poco de historia, pues coincidió la visita del mandatario con una fecha importante para los cubanos: el 15 de abril de 1961 se iniciaba el preludio de lo que sería el la invasión por Playa Girón, donde mercenarios del gobierno de Estados Unidos tratarían de dar una estocada mortal a la naciente revolución socialista.

Por supuesto, no mencionó la Estefan que su padre estuvo en el listado de mercenarios agresores.

El dinero recaudado — unos 2,5 millones de dólares— durante su comparecencia en el Centro Adrienne Arsht de Artes Escénicas en el centro de Miami, donde habló del programa espacial, y en el cóctel de los Estefan, tienen como destino los fondos del Partido Demócrata.

Así que Obama se “untó” con la plata de la ultra derecha cubanoamericana de Miami en la búsqueda de un impulso a la campaña de cara a las elecciones de medio término previstas para noviembre.

A modo de recordatorio: los tres representantes del sur de Florida en la Cámara baja, son republicanos de origen cubano, pero el ex director de la Fundación Nacional Cubano-Americana y del Partido Demócrata local, Joe García, acaba de postularse para buscar el escaño que dejará vacante el recalcitrante Lincoln Díaz-Balart.

Días atrás, el presidente Obama, levantó su prohibición temporal de viajar a Cuba para entregar “ayuda a los grupos a favor de la democracia”, o sea, para los grupúsculos que abogan por el “cambio de régimen” por el que están apostando en Washington.

Viajes que fueron detenidos el 3 de diciembre tras el arresto in fraganti de Alan P. Gross, un subcontratista de la Agencia para el Desarrollo Internacional de Estados Unidos (USAID), quien trató de introducir equipos de comunicación por satélite en la Isla.

(Esa misma USAID que tiene un programa público de subversión contra Cuba que entre los años 2008 y 2010 ha movido varios millones de dólares en este “asuntito”).

Pese a que el plato fuerte de la noche fue el tema cubano, alegan reportes de prensa que “algunos grupos del exilio” critican que el presidente “no ha sido lo suficientemente duro con el régimen comunista de Cuba”.

Por cierto, finalmente ¿qué hicieron con Luis Posada Carriles, el terrorista, que apoyó a los Estefan en la Calle 8 el 25 de marzo, sin embrago ahora no apareció en el listado de invitados?

La paga adelanta

Dios los cría