Gabo in memoriam

Fidel y Gabo

Fidel y Gabo

…Al verlo muy abrumado por el peso de tantos destinos ajenos, le pregunté qué era lo que más quisiera hacer en este mundo, y me contestó de inmediato: pararme en una esquina. (De la crónica del Gabo sobre Fidel).

Se nos fue Gabriel García Márquez, hijo ilustre de Aracataca. Anda Remedios esparciendo flores amararillas.

 

 

Anuncios

Invicto

 

 

 

Fidel  Maduro

Fidel y Maduro

Extrañé mucho a Fidel en Santiago de Cuba. Más cuando las acciones del Moncada (y también del Carlos Manuel de Céspedes, en Bayamo) conmemoraron sesenta 26 de Julio. Aunque físicamente no estuvo, su presencia se percibió en cada palabra expresada. Pero, me hubiese gustado ver en la tribuna al invicto Comandante. Sigue leyendo

Mis imágenes no alcanzan

(Ya me lo había anunciado mi colega y amigo Roberto Chile: “tengo algo escrito que me gustaría que leyeras”, me dijo….) 

Fidel cumple 85 años. Quién lo iba a imaginar cuando hace apenas cinco, hasta los más optimistas llegamos a pensar que su cuerpo no resistiría la falaz emboscada que le tendió el destino, y ya no volveríamos a verlo, delante, frente al pueblo, hablando del ayer, del hoy y del mañana, señalando la ruta, alentándonos a todos a seguir camino, aún en los momentos en que todo parecía estar perdido.

Una repentina enfermedad obligaba a Fidel a tomar distancia de sus nombramientos, no de sus sentimientos, y el Comandante en Jefe se autodenominaba de un día para otro soldado de las ideas o compañero Fidel, cuando para nosotros, o mejor dicho, para todo nuestro pueblo, seguiría siendo por siempre, el Comandante en Jefe, o sencillamente Fidel, sin ninguna palabra delante por grande que esta fuera.

Fidel es Fidel, ya lo dijo Raúl. Porque Fidel es la Revolución en sí misma, Revolución “más grande que nosotros mismos”, Revolución “capaz de cambiar todo lo que deba ser cambiado”, Revolución “eternamente Revolución”. Sigue leyendo