Más de ocho millones

Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, cuando ejerció su derecho al voto.

Ricardo Alarcón, presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, cuando ejerció su derecho al voto.

Más de ocho millones de cubanos asistimos a las urnas este domingo. Fue un ejercicio cívico y patriótico al que no se puede estar ajenos. Superior al 94 por ciento fue la concurrencia a las urnas. Eso dice mucho, aunque poco hablaron los grandes medios noticiosos durante el periodo previo a estas elecciones parciales en Cuba.

La Yoani bloguera diletante

Por Yoan Martí

La Yoani bloguera es un eficiente instrumento de agresión a Cuba gestionado por la intelligentsia “democrática” occidental, en su vertiente mediática; y digo mediática porque no todo va a ser bloqueo económico (penalización de empresas que comercian, embargo y apropiación de cuentas en bancos extranjeros, robo o embargo de pantentes, etc) ni militar (terrorismo de las bandas de Miami, bombas en hoteles, ametrallamiento de sus costas, invasión de Playa Girón —Bahía de Cochinos—, intentos de atentados contra Castro, etc), ya que la inteligencia norteamericana y sus creadores de opinión a nómina (W.Post, Herald, El Mundo, El País y los otros periódicos “independientes” que integran el colectivo o sindicato falsimedia) han descubierto que lo del bloqueo y la agresión terrorista ya resulta impopular cuando los gobiernos de 187 de los 192 paises de la onu lo condenan, en tanto que la defensa de l@s pobres cuban@os perseguid@s por la falta de libertad en el pérfido país comunista vende un montón de espectáculo (y de periódicos, que de eso va la cosa, de desinformar y ganar euros al mismo tiempo). Por cierto que a esta coral, pelín burda, recientemente se le ha sumado, para vergüenza y sonrojo de sus lectores, el periódico Público, esperanza frustrada de la información independiente, según comprobamos a veces.

En ese contexto, digo, aparece la yoani para fungir sus gracias y habilidades. La tal yoani era perfectamente desconocida como Yoani María Sánchez Cordero hace un lustro; una oscura y anónima licenciada en filología con más pena que gloria y más ego que virtudes periodísticas, a fuer de no ejerciente. Pero hete aquí que de golpe, con el contrastado bagaje formativo que da el ser estudiante recién licenciada en lo suyo y profesora de español a turistas alemanes en los ratos libres!!, pasa a ser estrella mediática y, por méritos que se nos escapan, el país, al limón con la revista Time, que la declara “uno de los 100 personajes más influyentes del año” (ya te digo, rodrigo, sigue tú que a mi me da la risa!!) la encumbra y le concede el Premio Ortega y Gasset (pobre Ortega y triste Gasset; a fe que don josé, reconocido padre de ambos siameses, andará sobresaltado por esta majadería de los Prisa) de periodismo!! Esa es, sintéticamente hablando, la historia de la yoani; la increíble historia de la cándida eréndira que de mediocre y anónima estudiante transmudó en star system, pasando por truculenta historia de emigración a Suiza y regreso rocambolesco a la patria a la que hay que joder, léase cuba; la misma cuba que le dió todo lo que tiene y lo que es y sacó a su padre y a su abuelo de la explotación en los ferrocarriles bajo el pérfido régimen revolucionario contra el que ahora depotrica full time con subsidio de la CIA, como si cobrara el paro. A partir de ahí nace su fama de bloggera, su flamante conexión a Internet de banda ancha, a pesar de que, como ella dice, en cuba la cosa anda racionada -y como la yoani lo olvida, refiramos lo del embargo tecnológico, de servidores, nodos, cables y enlaces con el que el imperio castiga a cuba y a sus internautas-, vive y pervive su blog actualizado las 24 horas y con “editor” propio (ya quisiera yo uno para el mío) y enlaces a los blogs y la cosa mediática de la contrarevolución, la derechona y al facherío en todas sus formas.
Al hilo de la historia de esta singular disidente, defensora de su derecho humano y político al ego y al aplauso del “periodismo occidental independiente”, -los de los cubanos parece que le importan una higa- se me ocurre que tal vez la pérfida dictadura castrista que suelen editorializar los  santones periodistas fotografiados más arriba no es tan pérfida ni tan dictadura cuando permite las perfomances de esta menda, y cuando le deja usar internet de por libre y a tuti plen para que suelte sus pullas, siendo de señalar que las burradas e insultos dirigidos en el blog  de la yoani a Castro y a los gobernantes cubanos y al sistema son de nota, de suerte que por bastante menos muchos irían al trullo aquí en España, a pesar de ser nosotros un país “democrático”; seguro que no llega ni a dictablanda cuando no somete las liberalidades literarias de esta señora a la criba del código penal, como en cualquier país hijo de vecino. Por lo demás, el talante democrático de bloggera paladín de la libertad puede comprobarse intentando poner un comentario en su blog; si no va en su línea puedes esperar sentado a que lo publiquen, tanto en el de ella como en los otros de su cuerda. Hagan la prueba y verán.

P/d..Este es un fragmento de un post publicado por Joan el pasado año en su blog, pero lo encontré muy interesante y actual.

Verde con punta