Sin prisas

Hoy los comentarios en mi trabajo fueron diversos: el repudio a la Yoani Sánchez por Brasil; los deseos porque acabe la telenovela cubana de turno (Santa María del Porvenir) y lo créditos bancarios, es decir las nuevas formas que se anunciaron y que ya entran en el escenario nacional, sobre esto último “Qué bueno!”, exclamó alguien. “Oye, esto se parece a lo que se hace en otros lados”, dijo otro. “¿Bienes?”, interrogró un tercero y entonces comenzó el debate. 

 Yo extraje un fragmento de lo publicado en la prensa: “se establecieron determinados bienes que pueden servir de garantías para las instituciones financieras, mediante la constitución de prendas o hipotecas voluntarias: joyas, alhajas o cualquier otro bien de metal o piedras preciosas; objetos de valor cultural (por el momento solo los bienes patrimoniales), vehículos de motor (preferentemente los asegurados por las empresas de Seguros), bienes agropecuarios (ganado mayor, tractores y cosechadoras autopropulsadas), viviendas destinadas al descanso o veraneo; así como solares yermos”.

Y claro que Cuba va cambiando. Sin prisas y también sin pausas.

 

Anuncios

En vivo

chavez

 

Enciendí la tele temprano y busqué Telesur. La noticia a esa hora era solo una: el presidente Hugo Rafael Chávez Frías regresó a Venezuela después de 60 días de recuperación en Cuba tras ser operado de la lesión cancerígena que padece.

Disfruté en vivo las imágenes del hospital militar donde fue internado Chávez, la gente en la calle con fotos de su líder y todo el derroche de amor…En el Universal, por su parte, aparecieron declaraciones del presidente de la Asamblea Nacional, Disodado Cabello: “Estos días fueron de trámites tanto en Cuba como en Venezuela y a la derecha lo que más le molesta es que el Presidente haya venido y ellos no se hayan enterado, y que se la dan de adivinos y son economistas, oncólogos y expertos en photoshop y llegó Chávez y no se dieron cuenta. Nuevamente les sorprende el comandante. Ese es el Chávez que ellos han subestimado durante todos estos años, desde el 4-F, y es el Chávez que está en la lucha por su vida y por la Patria. Y como lo dijo, él no pide vida para vivir sino para servirle al pueblo”.

Mientras corre la noticia, un cintillo en la parte inferior de la pantalla del televisor decía: Se rompió la especulación.