Opciones para cinéfilos

Entre las novedades que presentará la Isla estarán Larga distancia (Esteban Insausti), Casa vieja (Léster Hamlet), Boleto al paraíso (Gerardo Chijona) y José Martí: el ojo del canario (Fernando Pérez)

Tres estrenos absolutos y un largometraje ya visto, pero nunca agotado, conforman la nómina de los principales títulos de ficción que nos representarán en el próximo Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana. Entre las novedades se cuentan Larga distancia, Casa vieja y Boleto al paraíso, mientras que José Martí: el ojo del canario volverá a llamar la atención del público y de los especialistas a propósito de insertarse en una competencia que ha demostrado capacidad para premiar las cúspides del cine latinoamericano contemporáneo.

Quisimos empezar a promocionar nuestra embajada cinematográfica antes de que comience el evento, y que el público tenga alguna idea sobre las aspiraciones y los temas desarrollados en estas películas, cuyos protagonistas son mayormente jóvenes y adolescentes, sobre todo en contextos contemporáneos, con excepción del drama histórico de Fernando Pérez sobre la infancia y adolescencia del más venerado pensador y poeta del siglo XIX en Cuba.

El otro director consagrado es Gerardo Chijona, quien presenta Boleto al paraíso, una película distante de su registro acostumbrado en la comedia. Los dos debutantes en el largometraje de ficción son Esteban Insausti y Léster Hamlet, quienes enfrentan el tema de la emigración, con diferentes rangos de jerarquía dramática en Larga distancia y Casa vieja, sendas películas que también hablan sobre cataclismos filiales y la constante renovación de las «cartografías» afectivas luego de idas y regresos, finales y recomienzos.

La película biográfica de Fernando Pérez fue largamente comentada en estas y otras páginas cubanas, de modo que me concentro en tratar de promover los otros títulos, a partir de las declaraciones de los autores a lo largo de diversas entrevistas publicadas en medios cubanos. Sigue leyendo

Anuncios

El modelo cubano

(Sigo recibiendo colaboraciones en Kimbombo, el tema amerita…Una de las tesis que defiende este trabajo —del que publico fragmentos— es que Cuba no espera ni puede esperar por el fin del criminal bloqueo con el que Washington le ha victimizado para solucionar los serios problemas que le aquejan internamente.)

“El modelo cubano ya no funciona ni siquiera para nosotros”, fue la controvertible manifestación de Fidel Castro Ruz, vertida en una entrevista suya con el periodista estadounidense Jeffrey Goldberg, publicada el 8 de mayo pasado en la revista The Atlantic.

En medio del revuelo causado por la manipulación burda que hicieron los principales medios de comunicación occidentales, pretendiendo adjudicarle a dichas palabras el carácter de admisión del fracaso del socialismo en Cuba, pocos días después Fidel aclaró que su expresión había que entenderla en el contexto de la pregunta del periodista en el sentido de “si él creía que el modelo cubano era algo que aún valía la pena exportar”.

Puesto así, la premisa inarticulada era que Cuba se dedicaba a exportar su Revolución a otros países. Sin embargó, abundó, “lo real es que mi respuesta significaba exactamente lo contrario”. Sigue leyendo