Tantas veces me mataron!!!

Anuncios

De Isla a Isla

Hice un viaje en Katamarán. En el Isis, salí de la isla grande a la pequeña. Me fui a la Isla de la Juventud en un periplo de “muerde y huye” como diría alguien que conozco. Anduve por allá compartiendo con los colegas pineros en un encuentro bianual que han denominado Frente Común de las Ideas y en el Foro Interactivo a favor de los cinco cubanos prisioneros en Estados Unidos por luchar contra el terrorismo.

Entre los asistentes estaba el intelectual cubano Enrique Ubieta y aproveché para hablar con él sobre el tema del dinero que corre por tubería para subevertir a Cuba (a propósito del post que en esta página coloqué). Pongo el link de lo que hablamos:http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&idioma=1&id=300590&Itemid=1

Y también les dejo unas fotos. Llueve. Restablecieron el servicio eléctrico. estoy muerta de cansancio.

Aquí les dejo a PaquitoeldeCuba, integrante de nuestra expedición a la Isla de la Juventud. Como demoramos en salir del surgidero de Batabanó, se subió a un árbol a leer La Calle del Medio.

Ya en el evento.

Ya en el evento.

20 mil y seguimos

Hoy desperté con una cifra cerrada en este blog: 20 mil visitas que les debo a ustedes los amigos —y los que no— que se han mantenido pendientes de lo que ocurre por esta página. Hemos subido con bastante velocidad  las estadísticas en un año y un poquito desde que nos lanzamos a esta aventura, convertida casi en adicción. 

Ya hasta me exigen cuando demoro unos días en actualizar, como ahora que apenas podía mirar rápido los comentarios rápido y contestar algún que otro que me incita, porque sufrí la avería de mi máquina, pero no fue nada grave. 

Felizmente digo, porque ya estoy acá, frente a la máquina, tecleando rápido, mientras abro las llaves para que entre el agua de la calle, limpio el arroz que haré en la comida de esta noche y escucho en la tele que Salam, una niña libia de seis años, pereció por las bombas de Estados Unidos y la OTAN. Y Salam significa paz.

 Veinte mil y seguimos, eso espero…gracias a ustedes.