La contrarrevolución que nunca existió

(Ahora que ando por otros lados fuera de mi tierra por unos meses, me preguntan mucho, quienes no conocen a Cuba ni a los cubanos, y cuya visión de la isla es solo la que venden las grandes agencias, acerca de términos acuñados como oposición, dictadura, contrarrevolución…en fin. Encontré un artículo del intelecual cubano Esteban Morales en el blog del Adversario cubano y como me pareció que tiene aristas interesantes, acá lo propongo en Kimbomboqueresbala)

En realidad  lo que hoy llamamos contrarrevolución cubana, murió al nacer. Estados Unidos, como siempre ha hecho, frustró también toda posibilidad de que la contrarrevolución, que a partir de 1959 se organizaba,   pudiese lograr ningún  grado de legitimidad.[1]

La contrarrevolución también puede ser legítima, en la medida en que se proyecta  y sea teorizada sobre el fundamento real  de la existencia  de  clases desplazadas del poder,  que luchan   por reinstalarse nuevamente en este.

Es que los procesos revolucionarios, también legítimos, mucho más porque  se sustentan en el avance,  pueden retroceder,  ser derrotados, revertidos  y hasta suicidarse (como lamentablemente  ocurrió con la Revolución Granadina). La revolución  puede ser reversible, indicando así que no existían en realidad condiciones para su triunfo definitivo.

Pero la llamada contrarrevolución cubana actual, no es legítima, ni lo será nunca. Primero, porque los que trataron de organizarla, no tenían fundamentos  históricos,  sino solo intereses  personales. Sigue leyendo

Anuncios

Denuncian nueva campaña mediática contra Cuba

La televisión cubana mostró hoy, en su espacio estelar del Noticiero Nacional de Televisión, un reportaje especial para denunciar la nueva andanada de mentiras y calumnias de algunos medios de prensa internacionales sobre la represión de que, supuestamente, son víctimas algunos mercenarios al servicio del gobierno de Estados Unidos.
El reportaje desmintió los despachos que afirman que en el municipio de Palma Soriano, en la oriental provincia de Santiago de Cuba, un grupo de  delincuentes con ropaje de opositores, fueron reprimidos con gases lacrimógenos.
Testimonios de los vecinos del lugar dejaron en claro la catadura moral de esos personajes que cobran por orquestar provocaciones que sirvan de inspiración a las campañas mediáticas contra la Isla. Igualmente, el material televisivo mostró, una vez más, la relación existente entre las llamadas Damas de Blanco y la Oficina de Intereses de Estados Unidos en La Habana, así como las mentiras de personajes como Elizardo Sánchez Santacruz, quien no vacila en incluir, en sus listas de “reprimidos”, nombres de miembros de equipos de futbol de otras nacionalidades y hasta de científicos fallecidos el siglo pasado.
El reportaje de la televisión cubana dejó claro que este tipo de provocaciones, y consiguientes campañas mediáticas, solo tratan de propiciar en la Isla un tipo de intervención, por parte del gobierno de Estados Unidos y sus aliados, similar a la que lleva a cabo la OTAN actualmente en países como Libia. (Tomado de Cubasí)

El paseo dominical del señor Lowell

Actualizo la noticia (no deja de serlo) y subo estas imágenes, porque como me ha dicho mi hijo “son todo un poema”.  Se trata del “paseo” dominical del señor Lowell (el segundo secretario político económico de la Sección de Intereses de Estados Unidos en Cuba).

El “paseo” terminó en la Asamblea Nacional del Poder Popular, cuando residentes del municipio Playa le impidieron a sus “pupilas”, las Damas de Blanco, que consumaran su actividad provocadora. (Lawell se adelantó un poquito y llegó antes….para observar).

El “paseo” terminó en la Asamblea Nacional del Poder Popular, cuando residentes del municipio Playa le impidieron a sus “pupilas”, las Damas de Blanco, que consumaran su actividad provocadora. (Lowell se adelantó un poquito y llegó antes….para observar).

A propósito, Kimbomboqueresbala, que estaba in situ, le pidió al diplomático de Washington acá en La Habana que le aclarara algo respecto a las convenciones internacionales de diplomacia, de las que por cierto su país es firmante.

Y me refiero en especial a la Convención Interamericana sobre funcionarios diplomáticos, suscrita el 20 de febrero de 1928 y ratificada el 24 de julio de 1956, en cuyo artículo 12 refiere que “los funcionarios diplomáticos extranjeros no podrán inmiscuirse en la política interna o externa del Estado en que ejercen sus funciones”.

Pero Lowell Dale Lawton se negó a hacer comentarios…No obstante, después de ver lo que vi en estos días y sobre todo a qué dedica su tiempo este repreententante de la misión estadounidense, pues me asaltan muchas dudas.

Recuerdo ahora, en medio de la revisión de mis notas mientras les escribo, algo que le espetara en pleno rostro un residente del municipio Playa a Lawton : “usted no es diplomático de carrera, sino a la carrera”.   Vaya, vaya!!!!

Pero bueno, salieron al paso los vecinos y miren debajo, Lowell llamó para reportar aquello.

Pero bueno, salieron al paso los vecinos y miren debajo, Lowell llamó para reportar aquello.

(fotos/Emilio)