El infierno se llevó el Coral

Por la eficacia para impactar al público con uno de los temas más relevantes en la América Latina de nuestros días, el largometraje de ficción mexicano El Infierno ganó este domingo el Primer Premio Coral del 33 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano celebrado en La Habana.

La película, dirigidad por Luis Estrada, es un ácido retrato de la violencia del narcotráfico. Es la historia de un mexicano deportado de Estados Unidos tras 20 años como indocumentado y que a su regreso acaba convertido en sicario, deslumbrado por el lujo de la vida al servicio del crimen organizado, frente a la miseria del resto. El filme también se alzó con los premio Coral a la mejor dirección artística, vestuario y música original.

En la noche de premiaciones, transmitida por televisión, Alfredo Guevara, presidente del certamen, felicitó a todos los que han recibido corales y a los que recibieron reconocimientos de forma paralela. Dijo que el nuevo cine latinomaericano es cada vez más joven.

Nos veremos en el 34 Festival, expresó, al declarar cerrado este “gran taller del pensamiento”.

El segundo premio Coral al mejor filme de ficción fue para la brasileña El abismo plateado, dirigida por Karim Ainouz, y el tercero se lo llevó la cubana Fábula, de Lester Hamlet.

El resto de los premios y reconocimientos.

Anuncios

Claudia, la maestra de Habanastation

De experiencia lindísima que le permitió probar posibilidades en el cine, califica la actriz cubana Claudia Alvariño Díaz su participación en la película Habanastation, del realizador Ian Padrón.

  “Nunca había hecho cine. Es un medio que nada tiene que ver con la radio, el teatro o la televisión. Son códigos totalmente diferentes”, expresó en diálogo con esta reportera.

Su rostro se repite hoy en las pantallas de los cines del país en el rol de una maestra  —cuyo nombre también es Claudia—, que tiene dentro de una misma aula a dos alumnos “que pertenecen a dos mundos distintos”.

Los roles protagónicos de Andy Fornaris y Ernesto Escalona, integrantes del grupo cubano de teatro infantil La Colmenita, pone a flor de piel una “historia en la que se habla de las carencias humanas cuando se tiene mucho”.

“Y en contraposición a ello todos los valores que existen en un medio donde escasea lo material”, enfatiza.

Los dos niños “viven en dos Habanas, pero estudian en la misma escuela, tienen la misma maestra, uno es más humilde y otro con más posibilidades; sin embargo en el centro tienen las mismas oportunidades y de ahí parte todo, incluida la hermosa amistad que desarrollan”.

Destaca Claudia que el argumento de Habanastation “transmite un poco los valores que intenta promover La Colmenita”, agrupación a la que se integró “cuando tenía apenas cinco años”.

Nació el 29 diciembre de 1987. Cubana por todos lados, habla con orgullo de un colectivo “que es mi vida y en el que se respira un ambiente de gran familia”. Sigue leyendo

Opciones para cinéfilos

Entre las novedades que presentará la Isla estarán Larga distancia (Esteban Insausti), Casa vieja (Léster Hamlet), Boleto al paraíso (Gerardo Chijona) y José Martí: el ojo del canario (Fernando Pérez)

Tres estrenos absolutos y un largometraje ya visto, pero nunca agotado, conforman la nómina de los principales títulos de ficción que nos representarán en el próximo Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano en La Habana. Entre las novedades se cuentan Larga distancia, Casa vieja y Boleto al paraíso, mientras que José Martí: el ojo del canario volverá a llamar la atención del público y de los especialistas a propósito de insertarse en una competencia que ha demostrado capacidad para premiar las cúspides del cine latinoamericano contemporáneo.

Quisimos empezar a promocionar nuestra embajada cinematográfica antes de que comience el evento, y que el público tenga alguna idea sobre las aspiraciones y los temas desarrollados en estas películas, cuyos protagonistas son mayormente jóvenes y adolescentes, sobre todo en contextos contemporáneos, con excepción del drama histórico de Fernando Pérez sobre la infancia y adolescencia del más venerado pensador y poeta del siglo XIX en Cuba.

El otro director consagrado es Gerardo Chijona, quien presenta Boleto al paraíso, una película distante de su registro acostumbrado en la comedia. Los dos debutantes en el largometraje de ficción son Esteban Insausti y Léster Hamlet, quienes enfrentan el tema de la emigración, con diferentes rangos de jerarquía dramática en Larga distancia y Casa vieja, sendas películas que también hablan sobre cataclismos filiales y la constante renovación de las «cartografías» afectivas luego de idas y regresos, finales y recomienzos.

La película biográfica de Fernando Pérez fue largamente comentada en estas y otras páginas cubanas, de modo que me concentro en tratar de promover los otros títulos, a partir de las declaraciones de los autores a lo largo de diversas entrevistas publicadas en medios cubanos. Sigue leyendo