¿Por qué?

El 16 de septiembre de 2011 la Jueza Joan A. Lenard, del Distrito Sur de la Florida, rechazó la Moción para Modificar las Condiciones de la Libertad Supervisada presentada por René González el 16 de febrero de 2011, afirma hoy el sitio digital Antiterroristas.cu

El 7 de marzo el Gobierno había presentado su respuesta oponiéndose a esta moción, a la cual la defensa respondió el 25 de marzo de 2011.

En la respuesta de la defensa, René solicitó modificar las condiciones de su libertad supervisada de forma tal que se le permitiera viajar a y residir en Cuba, en lugar de cumplir los tres años de libertad supervisada en Estados Unidos después de salir de prisión el próximo 7 de octubre.

La Jueza consideró que la moción de René es prematura porque el período de libertad supervisada no comienza hasta tanto el individuo salga de prisión y se necesita que pase cierto tiempo antes que la Corte sea capaz de evaluar de forma apropiada las características del acusado.

René fue sentenciado a 15 años de prisión más tres años de libertad supervisada que incluye condiciones especiales que le prohíben “acercarse a o visitar lugares específicos donde se sabe que están o frecuentan individuos o grupos terroristas,” lo cual es reiterado en la decisión de la Jueza.

¿Qué sucederá entonces a partir del 7 de octubre? ¿Irán los agentes del FBI a capturar a los terroristas en los lugares donde ellos “saben que están o frecuentan”? ¿O se dedicarán a vigilar a René para asegurarse que él no moleste a los terroristas?

También le puede interesar: 

Valoran pasos legales en caso de antiterrorista cubano

 Caso de antiterroristas cubanos: la evidencia abrumadora

Nueva injusticia de los Estados Unidos contra los Cinco Héroes

Anuncios

¿EE.UU. escuchará argumentos de antiterrorista cubano?

El movimiento solidario internacional con la causa de los cinco antiterroristas cubanos encarcelados en Estados Unidos permanece atento al curso de la apelación de Hábeas corpus de Gerardo Hernández, uno de los prisioneros.

  Hernández, penado a doble cadena perpetua más 15 años, y confinado en una penitenciaría de máxima seguridad en Victorville, California, radicó el 16 de agosto en un tribunal de Miami y ante la jueza Joan Lenard, la misma que los condenó a todos en el 2001, una réplica de 65 páginas en la que se incluyen nuevos argumentos de este recurso.

La réplica es el paso que siguió a la respuesta del gobierno estadounidense, cuando en octubre de 2010 la Defensa entregó a la corte miamense el memorando de la apelación.

Ahora, entre los documentos aportados por su representación legal hay tres anexos con una declaración jurada del abogado Paul McKenna, en la que este admite que tuvo errores en la defensa de Gerardo. Sigue leyendo

Pablo Milanés en la boca del lobo

(Lázaro Fariñas, periodista cubano radicado en Miami, escribió este artículo publicado en Rebelión. Al leerlo recordé a una persona querida quien hace unos días me preguntó por Pablo. Le respondí, justo, algunas de las ideas que expresa Fariñas, por eso Kimbombo reproduce este texto) 

Otra vez los irreverentes, irracionales e intolerantes de la ultraderecha cubanoamericana de Miami se han alborotado. En realidad, eso no tiene nada de extraño, ya que estos personajes se pasan casi todo el tiempo alborotados. Es increíble, no se cansan de hacer el ridículo. Anteriormente, y en muchas ocasiones, he escrito sobre las ridiculeces que protagonizan en las calles de esta ciudad, entre ellas, ya que es imposible recontarlas todas, han comido sombreros mexicanos, aplastados discos compactos, han hecho huelgas de hambre de mentirita, conferencias de prensa por encapuchados, etc.

Ahora andan hablando pestes de Pablo Milanés porque este presentará un concierto el día 27 de este mes en un auditórium local. Milanés hace conciertos en Europa, América Latina y en Cuba, y es aplaudido delirantemente por el público que asiste a los mismos. Se autodefine como un hombre que ve las cosas buenas de la Revolución Cubana y las defiende y critica lo que él considera que debe ser criticado de la misma. No es un funcionario del gobierno revolucionario, no ocupa cargo público alguno y dice lo que piensa tanto fuera, como dentro de Cuba.

Sus canciones son cantadas por millones de personas alrededor del mundo, incluyendo miles y miles de cubanos y latinoamericanos que residen en Miami. Es grande entre los grandes. Es un orgullo de Cuba y de la inmensa mayoría de los cubanos. Sus ideas políticas no son debatidas por sus seguidores, quienes disfrutan de sus maravillosas canciones. Sin importar lo que Pablo diga o piense políticamente, sus canciones  se oyen, se cantan y se tararean en cualquier rincón del mundo. Sigue leyendo