Sin prisas

Hoy los comentarios en mi trabajo fueron diversos: el repudio a la Yoani Sánchez por Brasil; los deseos porque acabe la telenovela cubana de turno (Santa María del Porvenir) y lo créditos bancarios, es decir las nuevas formas que se anunciaron y que ya entran en el escenario nacional, sobre esto último “Qué bueno!”, exclamó alguien. “Oye, esto se parece a lo que se hace en otros lados”, dijo otro. “¿Bienes?”, interrogró un tercero y entonces comenzó el debate. 

 Yo extraje un fragmento de lo publicado en la prensa: “se establecieron determinados bienes que pueden servir de garantías para las instituciones financieras, mediante la constitución de prendas o hipotecas voluntarias: joyas, alhajas o cualquier otro bien de metal o piedras preciosas; objetos de valor cultural (por el momento solo los bienes patrimoniales), vehículos de motor (preferentemente los asegurados por las empresas de Seguros), bienes agropecuarios (ganado mayor, tractores y cosechadoras autopropulsadas), viviendas destinadas al descanso o veraneo; así como solares yermos”.

Y claro que Cuba va cambiando. Sin prisas y también sin pausas.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s