En Cuba no será el capitalismo el que resuelva los problemas

Desde hace meses el pueblo de Cuba lleva adelante una intensa discusión del Proyecto de Lineamientos de la Política Económica y Social, que será aprobado durante el VI Congreso del Partido Comunista cubano (PCC).

La participación masiva de los ciudadanos y ciudadanas en los debates, el desafío de una actualización del sistema socialista y la expectativa de los cambios, algunos de los cuales ya comenzaron a aplicarse en la isla, se muestran como un paso sumamente importante en territorio cubano.

A su vez, son observados desde el exterior como una experiencia enriquecedora, pero también como una razón para recrudecer las presiones contra Cuba, principalmente desde Estados Unidos y de las grandes empresas de la comunicación.

Centros de trabajos, Comités de Defensa de la Revolución (CDR), ámbitos ministeriales y de las Fuerzas Armadas, y organizaciones sociales, como la Federación de Mujeres o la Central de Trabajadores Cubanos, fueron los escenarios para llevar a cabo más de 120 mil reuniones de donde surgieron alrededor de 600 mil propuestas de modificaciones para los Lineamientos.

Pese al silencio mediático en el exterior, donde la matriz de opinión es mostrar el paso del sistema cubano a la privatización casi total, millones de cubanos y cubanas definen la renovación de la economía, como también tienen en claro que el trabajo para lograr un mayor productividad es clave en el futuro de la nación.

Socialismo para resolver problemas

“No será el capitalismo el que resuelva nuestros problemas y que solo con una clara perspectiva socialista es posible hacer los cambios estructurales necesarios y preservar la independencia nacional, la soberanía, la equidad y la justicia social”, expresó el politólogo cubano y profesor del Instituto Internacional José Martí de La Habana, Darío Machado.

Entrevistado por la Agencia Venezolana de Noticias (AVN), explicó que la actualización del modelo económico tendrá como objetivo “el predominio de la propiedad social sobre los medios fundamentales de producción y servicios y demás propiedades socializadas, y la planificación y, junto con ella, el papel del Estado en la regulación de los procesos económicos”.  Con estas palabras, Machado despejó algunas inquietudes surgidas, donde se estipulaba que Cuba abriría sus políticas a las privatizaciones masivas y al capitalismo.

El politólogo indicó que la irrupción del neoliberalismo no ocurrirá en tierras cubanas, “no por razones puramente ideológicas, sino porque si la propiedad privada y el mercado capitalista fueran la panacea universal, entonces no habría la crisis general que se observa hoy, no habría fracasado el neoliberalismo como está fracasando, ni habría en el mundo tanta hambre, tanta injusticia y tanta desigualdad”.

Tanto las declaraciones del presidente cubano, Raúl Castro, como los comentarios que se pueden oír en las calles del país, demuestran que los cambios respetarán las conquistas logradas luego del triunfo del Ejército Rebelde en 1959: educación y salud universal, alimentación y seguridad social como individual, en resumen lo que califica Machado como “la dignifiación de la política y del ciudadano”.

Productividad y cuentapropismo

Cooperativas, asociaciones e iniciativas de cuentapropismo son algunas de los puntos fundamentales para renovar la economía cubana.  La profundización y mayor productividad de experiencias ya existentes, y los nuevos modelos “deberán estar siempre en consonancia con la planificación socialista, flexible y eficiente, con el papel regulador del Estado socialista, todo basado en el consenso social y bajo control político, jurídico y popular”, indicó Machado.

Una de las reformas que despertaron más debates en lo interno, y desinformación en el exterior, es la reorientación de dos millones de trabajadores estatales.  “Los que no queden en las nóminas deberán fluir hacia otras actividades en la producción y los servicios donde su trabajo será realmente útil para la sociedad”, aclaró el catedrático.

Machado agregó que con esta medida “se trata no solo de lo que se ahorra en salarios, sino de las nuevas producciones y servicios que entrarán en el mercado interno enriqueciéndolo”.

Sobre este paso, el profesor aclaró que “para muchas personas que no habían experimentado antes emprendimientos individuales o en grupos, no dependientes del Estado, será un cambio importante, un difícil proceso de adaptación en el que no todos marcharán a igual ritmo ni con iguales resultados”.

Para finales de 2010, el gobierno cubano había entregado 128.000 solicitudes de usufructo de tierras ociosas a particulares, con un total de un millón de hectáreas.

Para marzo de 2011, el diario Juventud Rebelde anunció que más de 320.000 ciudadanos recibieron los permisos para montar pequeños negocios de cuentapropismo.

“En el proceso de transición socialista no es posible obviar las relaciones mercantiles solo porque tal cosa sea deseable. Pero lo que se produce bajo un signo socialista estará marcado por el plan, la política, la ideología, la ética, y por formas más justas y humanistas de distribución del producto social, porque no son mercancías iguales las que se producen en el capitalismo como las que se producen en la transición socialista”, sostuvo Machado.

Desafíos de los cambios

Si luego de la Revolución Cubana el pensamiento de José Carlos Mariátegui de un socialismo que no sea “ni calco ni copia” marcó sus políticas, en la actualidad se encuentra más vigente que nunca, sobre todo en el concepto de que el socialismo debe ser “creación heroica”.  Con medidas que en ocasiones son catalogadas como lentas, pero buscando la seguridad en los momentos más críticos, como en “el período especial” durante la década del 90, el pueblo cubano pudo revertir una situación que muchos creían perdida con la caída de la Unión Soviética y el campo socialista.

“La puesta a punto de ese nuevo conjunto de articulaciones económicas, organizativas y jurídicas lleva su tiempo. Téngase en cuenta que para realizar en la práctica el carácter revolucionario de las propuestas hay que desafiar poderosas fuerzas internas y externas”, manifestó Machado.  La principal de ellas ya cumplió cincuenta años y es sostenida por Estados Unidos: el Bloqueo Comercial y Económico al que es sometida la isla.

Machado además sumó “la realidad de un mundo predominantemente capitalista, reproductor de los patrones establecidos por el capitalismo tardío y las continuas campañas mediáticas contra la revolución y el socialismo cubanos”.

En el caso de las fuerzas internas remarcó “el burocratismo, los intereses espurios que se han enquistado en diferentes espacios del sistema social, las manifestaciones de corrupción, la inercia de las prácticas a las que nos hemos acostumbrado, el acomodamiento, la ignorancia y también la mediocridad”.

Con desafíos y expectativas, Machado arriesgó que una de las conclusiones surgidas del debate de los Lineamientos es que “una vez más el pueblo está participando” para encontrar soluciones a sus propios asuntos.

“Las necesidades a veces agobiantes, los enormes problemas que se deben enfrentar, el desgaste y criminal impacto del Bloqueo Económico norteamericano, no han podido agotar las potencialidades de cambio que existen en una ciudadanía culta políticamente y predominantemente revolucionaria como lo es la cubana”, aseveró.

Luego de resaltar que en las discusiones “han tenido derecho de participar todos los cubanos y cubanas sin exclusión alguna”, Machado finalizó destacando que en la Cuba actual existe “un ambiente de creciente optimismo con la evolución lenta, pero segura y responsable de los cambios en marcha”.

Por Leandro Albani (joven periodista y escritor argentino)

Anuncios

10 comentarios en “En Cuba no será el capitalismo el que resuelva los problemas

  1. Acabo de ser sorprendido por la declaración de este Sr. politólogo Darío Machado, el período especial se había terminado y el “pueblo cubano revirtió esa situación de los años 90′, la verdad no sabía eso, creía que todavía estabámos en pleno período especial. La verdad, desconozco los parámetros que ha utilizado para arribar a esa conclusión, o será que ha utilizado la macroeconomía cubana como base de su análisis, pero los resultados en la micro, es decir en los bolsillos del cubano, siguen igual o peor.
    Siguiendo el criterio que Deysi tiene de mí, como “francotirador” (que no lo soy), no me quedan otras opciones que interpretar a mi manera lo que dice el artículo.
    En buen cubano, cuando no le quitas el yugo a los bueyes, estos ni se alimentan ni descansan, y ese yugo sigue vigente para poder mantener el sistema. Las economías planificadas y dirigidas por el estado han probado su ineficacia, la economía capitalista adolece de grandes deficiencias pero resurge de sus crísis, y se potencia por sí misma, hay una gran diferencia.
    No se puede justificar el desastre cubano por las consecuencias del embargo económico, ese desastre en un 90% ha sido causado por las malas políticas que han imperado en nuestros campos y ciudades. Las calabazas crecen sin echarle agua. Asumirlo ya será un verdadero cambio y creo que el gobernante actual ni habla del bloqueo.

  2. Estimado Santiago, qué decirte de tu comentario. Seguramente en Cuba se cometen errores, pero no me parece correcto que las críticas no tengan contexto. Si bien tuve la posibilidad de estar en la isla durante tres meses estudiando, y compartiendo con gente que tenía opiniones diversas, creo que con la terrible crisis que vive el planeta CUba sale de esos problemas bastante bien. Decís que “la economía capitalista adolece de grandes deficiencias pero resurge de sus crisis, y se potencia por sí misma”. Es verdad que sale de sus crisis, pero ¿a qué costo? Ejemplifico con lo que más o menos sé: en Argentina la década del 90 tuvo varias crisis y el capitalismo por su puesto salió de sus problemas, pero dejando un tendal de pobres. Y no exagero. O acaso no sabés que todavía hoy, en la tardecitas de Buenos Aires se puede ver a un batallón de desposeídos que entra a esas ciudad tan europea con sus carritos a juntar cartón y revolver basura para conseguir unas monedas con qué comer.
    Y te digo: no sé si la economía planificada será buena o no, pero no creo que entrar a un hospital de La Habana sea lo mismo que a uno de Buenos Aires. Si alguien tuvo las dos posibilidades, por favor preguntale.
    Que el poder adquisitivo de los cubanos es poco, sin duda, pero qué es ese “poder”. ¿Un simple sueldo o ese salario más todos los beneficios que en mucho países (hasta los que intentan un cambio social) no existen?
    Yo soy feliz en Argentina o Venezuela ganando mensualmente 500 o 600 dólares, pero ¿cuánto de eso es mi salario real? Porque tengo que pagar mil cosas que en Cuba están brindadas por el Estado en forma gratuita.
    Por lo poco que sé, mientras que desde la crisis profunda en Cuba, la economía se vino regenerando y creciendo; si cruzamos el charco hacia Europa podemos comparar los problemas cubanos con la actual desolación de ese primer mundo. Los pobres y desempleados se multiplican de forma diaria en el viejo continente. Más allá de los problemas y errores en Cuba, ¿preferís arriesgar para corregir esas imperfecciones o dedicarte a esa premisa del capitalismo que dice que si uno trabaja duro (y pisa cabezas y se envilece día a día), tiene éxito?
    Te mando un abrazo grande. Yo confio en Cuba y en su gente. Y lo que discuten en estos momentos, estoy convencido, no sólo es importante para ustedes sino que es sumamente importante para el futuro de América Latina. Porque es preferible jugarse por hacer un mundo más humano a renegar y patalear esperando que el Dios Mercado nos solucione los problemas…

  3. ¿En que consiste la actualizacion del modelo economico?.

    En el año 1968 la revolucion condeno como explotadores a los trabajadores por cuenta propia. Los elimino como un “residuo del capitalismo”.

    En el 2010 se vuelve a permitir a los “explotadores por cuenta propia”. Ya no como un “residuo del capitialismo” si no como un “progreso” del Socialismo.

    Ahora si estamos avanzado porque estamos caminando pa’tras….

    No es el regreso al capitalismo lo que nos sacara del hoyo en que nos metio el Socialismo….. no, no,… de ninguna manera…. Sera el actuar como capitalistas pero sin dejar de ser Socialistas.

    En la practica lo que estamos haciendo es redefinir el significado de la palabra “hipocrecia”….

  4. Continuar con la enseñanzas del CHE sobre la Planificacion Centralizada y la Redistribucion de los Excedentes en beneficio de las Mayorias..Desplegar la Iniciativa Individual..He ahi una combinacion audaz para el fortalecimiento de la Revolucion……..

  5. Sr. Urueta:

    La “centralizacion planificada” no es mas que una version improductiva de los monolopolios comerciales capitalistas.

    Centralizar es monopolizar. Es entregarle demasiado poder a un grupo priviligeado.

    Debido a esa centralizacion el obrero cubano gana cerca de 50 centavos de dolar al dia y tiene que pagar 2 dolares por una botella de aceite. El trabajo de un obrero cubano el monopolio estatal centralizado lo valoriza en un poquito mas de un litro de aceite a la semana. Hablando en terminos capitalistas: una explotacion despiadada.

    En el capitalismo el poder corrompe. Y en el socialismo el poder absoluto corrompe “absolutamente”.

    Esa ideologia de centralizar, acaparar, admistrar exclusivamente, nos ha sumido en el mas grande de los atrazos. Hoy en Cuba los unicos que producen son los negocios en sociedad con las compañias capitalistas europeas. Y alguna que otra cooperativa obrera.

    El maestro, el profesional, prefiere trabajar como sirviente en el area de economia capitalista que como profesional en el area socialista. Esa actitud explica la realidad del destrozo economico causado por los que gobiernan de por vida.

    Es tiempo de desechar lo que no funciona. No de parcharlo para pretender que no fue una “metidura de pata”.

    Muchos Saludos.

  6. Leandro Albani:

    En Cuba la crisis economica creada por la revolucion ha dejado a todos los cubanos emprobrecidos.

    No hay ningun profesional que reciba un salario decente que le alcanze para vivir con alguna comodidad.

    Y no hay mas pobreza gracias a los mas de 500 millones de dolares anuales que los emigrantes le mandan directamente a sus famliares. Una remesa de 100 dolares puede ser equivalente a 5 meses de trabajo.

    Y los mas abandonados son los que retirados que reciben unos 7 dolares al mes de pension. Un verdadera verguenza.

    Por favor, si Ud. cree que no hay miseria en Cuba revise este post.

    http://espaciodeelaine.wordpress.com/2011/03/29/%e2%80%a6/#more-1152

    Muchos Saludos.

  7. Amigo Leandro:
    Tu comentario está lleno de buenas intenciones para mi país, y eso te lo agradezco, pero hay algunas cosas que desconoces y es lógico, solo tres meses en Cuba no te pueden dar una visión general y abarcar el panorama cubano en su real dimensión.
    Por las distintas paradas de la internet, anda un video, creo que se llama “Buzos” donde muchos buscan entre la basura eso que dices que los pobres buscan en Argentina, huelgan mayores comentarios, eso te puede dar una muestra distinta a tu punto de vista.
    No creo que el capitalismo sea la tabla de salvación de ningún país, ustedes en los 90′ tuvieron una crisis muy seria, pero salieron de ella y hoy caminan por este mundo tan desigual como muchos otros lo han hecho. Pero no conozco, al menos yo, un solo país con prácticas socialistas, que de socialismo no tienen nada, que haya salido de sus crísis. Ahí tienes a Corea del Norte, Cuba, y los otros amigos que vienen sumándose como Bolivia, Nicaragua y los pobrecitos venezolanos, que además de no salir de sus crísis cada día se hunden más. Quizás esté equivocado, pero es lo que veo y por la experiencia vivida en mi país.
    Si somos objetivos, no existe un sistema ideal para el mundo de hoy que pueda aplicarse y resolver todos los problemas de la sociedad, pero creo que cuando se le crean las condiciones necesarias a las personas para que produzcan en libertad las condiciones comienzan a cambiar y es imposible que eso se produzca en Cuba, las eternas “batallitas contra el imperialismo feroz” justifican el capitalismo de estado que ha imperado en Cuba en los últimos 52 años, que la diferencia con el otro capitalismo es solo el nombre y en manos de quien han caido los medios de producción.
    Quieres mayor costo para una sociedad que el nivel de pobreza que presenta la Cuba actual? Se crearon dos castas: unos pocos ricos que disfrutan de todos los beneficios y adelantos de ese capitalismo que tanto odian y una imensa masa de pobres que solo piensan en cómo llevar un plato de comida a su mesa.
    Esos logros en la salud, de los hospitales, etc, han pasado de moda en Cuba, los hospitales están destruídos y las farmacias vacías, excepto para esa clase privilegiada que puede ir a un CIMEX o al piso no se cual del Hospital Almejeiras y pagar en moneda dura, también en la internet (que chismosa es esta internet) están esos videos. Pero además están los muertos del hospital siquiátrico, que no pudieron tapar.
    Al cubano no le importaría tener que pagar algunos servicios o impuestos si sus salarios fueran justos y pudieran vivir de su trabajo, lo hacen Uds en Argentina y viven y no los oigo quejándose demasiado del capitalismo. A ti no se te ocurrio renunciar a la ciudadania argentina y quedarte a vivir en Cuba para disfrutar de todos esos logros “socialistas” y ayudar con tu esfuerzo al mantenimiento del sistema, no, es mejor desde Argentina, España o Constantinopla alabar al sistema que impera en Cuba, pero desde lejos. Los cubanos tienen derechos a libertades, igual que tu las tienes, quién te controla tu internet, tu teléfono, tus salidas al exterior y regresar cuando te de la gana? Pero además, si quieres iniciar un negocio de cualquier índole puedes buscar el financiamiento con un amigo que vive en el Polo Norte y ese esquimal te podrá ayudar, sin que te cuelguen el cartelito de “mercenario”.
    Crecer y regenerar la economía cubana? Sabías que el ingreso principal del país está en las remesas de los cubanos que andan regados por el mundo tratando de que sus familiares puedan tener una mínima mejoría? Sabías que en ese período del cual hablas se aniquiló a la primera industria del país (Azúcar) de un plumazo? Lo único que se construye en Cuba son hoteles para el turismo y la mayoría de ese turismo es turistas mochileros que no dejan ni propinas. Ese salto del que hablas y que no conozco parece que no se refleja en las mesas del pueblo cubano, de lo contrario el máximo dirigente del país no hubiera acercado al borde del precipicio, según sus propias palabras, al mismo sistema “socialista” que dirige y administra por 52 largos añitos.
    Como dije al principio creo en la buena fé de tus comentarios e intenciones, pero este otro punto de vista, el mio, también es justo y un poco más acercado a la realidad. Te devuelvo el abrazo y ojalá podamos seguir intercambiando ideas.

  8. El letrero en la foto dice: “Fidel, dinos que otra cosa tenemos que hacer”.

    Nunca he visto un letrero asi en los paises democraticos.

    En la democracia el pueblo le dice al presidente lo que tiene que hacer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s