Cambios en Cuba: palo porque bogas, palo porque no bogas

Supongo, es más: estoy segura, que en ningún otro lugar de este mundo la palabra “cambio” intentan aplicarla con tanta saña los que desde afuera utilizan lupas para analizar lo que sucede en Cuba.

Para todo nos exigen “cambios”, pero el fundamental, el que está en la raíz de ese “llamado” es que el que implicaría torcer el camino hacia un carril para nosotros cerrado: el capitalismo.

En esta Isla sí estamos cambiando, pero lo que se haga, ya lo planteó la dirección del país, no será el resultado de falta de responsabilidad, improvisaciones o precipitaciones que luego conduzcan a errores lamentables.

Una y otra vez esta idea la he expuesto a no pocos visitantes a este blog, algunos abanderados de las convocatorias al cambio es Comunista hasta la muerte. Lo tomo a él como ejemplo porque escribió un comentario el 26 de julio, cuando publiqué el post sobre el acto central por la efeméride del Moncada en Santa Clara, donde sustentaba que en el discurso del primer vicepresidente cubano, José Ramón Machado Ventura, no había “nada nuevo”.

La expectativa de Comunista, como la de tantos otros, pretende que “limpiemos” la casa con mayor rapidez, pero todo a su tiempo.

En la Asamblea Nacional, el general de Ejército Raúl Castro, presidente de los Consejos de Estado y de Ministros puso puntos sobre la mesa que dan cuenta sobre importantes decisiones, que, como explicara, constituyen en sí mismas un cambio estructural y de concepto en interés de preservar y desarrollar nuestro sistema social y hacerlo sostenible en el futuro.

¿Qué es si no lo que se acaba de anunciar?

  • Luego de meses de estudio en el marco de la actualización del modelo económico cubano, el Consejo de Ministros en su última reunión, efectuada los días 16 y 17 de julio acordó un conjunto de medidas para acometer, por etapas, la reducción de las plantillas considerablemente abultadas en el sector estatal.
  • En una primera fase, que deberá concluir en el primer trimestre del próximo año, se modificará el tratamiento laboral y salarial a los trabajadores disponibles e interruptos de un grupo de organismos de la administración central del estado, suprimiendo los enfoques paternalistas que desestimulan la necesidad de trabajar para vivir y con ello reducir los gastos improductivos, que entraña el pago igualitario, con independencia de los años de empleo, de una garantía salarial durante largos períodos a personas que no laboran.
  • El Consejo de Ministros también acordó ampliar el ejercicio del trabajo por cuenta propia y su utilización como una alternativa más de empleo de los trabajadores excedentes, eliminando varias prohibiciones vigentes para el otorgamiento de nuevas licencias y la comercialización de algunas producciones, flexibilizando la contratación de fuerza de trabajo.
  • Al propio tiempo se aprobó la aplicación de un régimen tributario para el trabajo por cuenta propia que responda al nuevo escenario económico y garantice que los incorporados a esta actividad contribuyan a la seguridad social, abonen impuestos sobre los ingresos personales y las ventas; y aquellos que contraten trabajadores paguen el tributo por la utilización de la fuerza de trabajo.

Con la misma transparencia, Raúl dijo que sin el aumento de la eficiencia y la productividad es imposible elevar salarios, incrementar las exportaciones y sustituir importaciones, crecer en la producción de alimentos y en definitiva sostener los enormes gastos sociales propios de nuestro sistema socialista, esfera en la que también estamos en el deber de ser racionales, ahorrando mucho más sin sacrificar la calidad.

Hay que borrar para siempre la noción de que Cuba es el único país del mundo en que se puede vivir sin trabajar.

Un análisis recomendado

Anuncios

5 comentarios en “Cambios en Cuba: palo porque bogas, palo porque no bogas

  1. Raul dijo:

    Hay que borrar para siempre la noción de que Cuba es el único país del mundo en que se puede vivir sin trabajar.

    —————————————-

    Pienso que Raul se equivico. Cuba es el unico pais del mundo donde se gana tan poco que no hay casi diferencia si se trabaja o no.

    Si tu quieres ver gente viviendo sin trabajar darte una vuelta por los paises nordicos, Canada, Australia, Nueva Zelandia, etc.

    Por aca encontras familias completas que no trabajan, pero con casa pagada por el estado, un buen auto en el garage, television por cable, y las despensas llenas. Todo pagado con los beneficios sociales que reciben.

    Me parece que Raul debiera visitar mas el extranjero.

    Muchos Saludos.

    • Bueno, con esa facilidad que tienes, Comunista, para darle la vuelta a todo no me extraña este razonamiento tuyo.
      Yo me he dado mis “vueltecitas” por el extranjero por cuestiones de trabajo y realmente las cosas no son tan color de rosas, aunque no he estado en esos países a los cuales haces alusión. Yo sé que la gente que emigra de Cuba en sentido general cuando se va de aquí se pela trabajando y los que aquí no hacían ni “Mu” se pegan con dos y tres empleos. También sé que todo eso de las despensas llenas, el carro, el cable….funciona, y que detrás están las tarjetas de crédito, que parecen una maravilla, pero déjalas de pagar por algún motivo. Uf, otro gallo cantaría.
      Muchos saludos

  2. Todos los “beneficios” que reciben es el resultado de unas altisimas cotizaciones a los planes estatales, conozco gente de Holanda y Noruega, afirman que esas “políticas sociales” se están abandonando pese a tener implantada la cultura en su población, pero hoy la población y los pueblos importan poco y son los MERCADOS los que piden y sacrifican economias.

    “No es oro todo lo que reluce”

  3. Esa es una critica muy comun en Cuba. La gente “se la pelan” trabajando cuando salen de Cuba, con dos y tres empleos, etc, etc, etc.
    Por un lado nos ensenyan que el trabajo es la ocupacion que mas satisfaccion da al ser humano. Nada mas honroso que “buscarse el pan de cada dia con el sudor de la frente”. Por otro lado se trata de denigrar a la gente que sale de Cuba y se pone pa’ las cosas.

    Esa es una contradiccion de la cual se deberia aprender en lugar de salir con una critica viceral como es la costumbre en Cuba. Son las mismas gentes. No le han lavado el cerebro, ni estan bajo amenaza a su integridad fisica. Solo quieren salir adelante y confian que con el trabajo lo lograran.

    http://www.granma.cubaweb.cu/2010/08/06/pdf/pagina12.pdf

    • Saludos, Socialista, bienvenido otra vez a Kimbombo. No creo que trate de denigrarse a la gente, lo que llama la atención sobre aquellos que se la pasaban vagueando acá luego hagan eso: se pongan pa´las cosas. Por supuesto, no se trata de la generalidad de los que emigran. Como en botica, hay de todo. En realidad coincido contigo es que el trabajo es la ocupación que mayor satisfacción da al ser humano y no ha nada más honroso que buscarse el pan trabajando. Pero aún nos falta muchísimo en este camino, entre otras cosas aprecio una carencia de motivación por ausencia de estímulo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s