Panzón, la justicia llega

Pensé en Giustino Di Celmo  cuando vi las imágenes de la noche en el noticiero de la televisión cubana: momentos de la llegada al  aeropuerto  internacional José Martí  del terrorista internacional de origen salvadoreño, Francisco Chávez Abarca, El Panzón.

Al momento de la extradición a Cuba

Al momento de la extradición a Cuba

Chávez Abarca fue extraditado a Cuba procedente de Venezuela, donde fue capturado el pasado 1 de julio cuando intentaba entrar con identidad falsa a ese país sudamericano.

Considerado la mano derecha del también terrorista internacional Luis Posada Carriles, trató de vulnerar la seguridad venezolana e ingresar a esa nación con el propósitos de organizar planes de atentado y desestabilizadores de cara a las venideras elecciones del 26 de septiembre en Venezuela.

Pero la inmunidad es hasta un día. El criminal, quien ya comenzó  a reconocer sus tenebrosas fechorías, deberá responder ante los cargos que se le imputen en la Isla, tras el proceso de instrucción e investigativo que se le abrirá.

El ministro venezolano de Interior y Justicia, Tarek El Aissami, aseguró que las pesquisas para tratar de determinar todo lo que pretendía ejecutar ese ciudadano de alta peligrosidad.

“Hemos cumplido con nuestro deber en apego a las normas internacionales, es un compromiso que ratificamos desde Venezuela con la paz, con la lucha verdadera contra organizaciones criminales dedicadas a sembrar pánico en nuestro pueblo”, precisó el titular.
Mientras tanto Caracas insiste en el pedido de extradición respecto a Posada que hace más de cinco años realizara al gobierno de Estados Unidos. Posada Carriles, de origen cubano, es responsable de la voladura de un avión civil de la  nación antillana en 1976 con 73 personas a bordo.

¿QUIÉN ES EL PANZÓN?

En los años 90 Chávez Abarca fue señalado de dedicarse al narcotráfico así como a la venta de armas y de dinero falsificado en Guatemala.

Utilizó los alias Manuel González, Roberto Solórzano y William González, y efectuó tres viajes breves a Cuba, en abril y mayo de 1997 para hacer varios atentados.

El 12 de abril de 1997 activó una bomba de 600 gramos de C-4 que causó daños materiales en los baños de la discoteca Aché del Hotel Meliá Cohíba, pero logró evadirse.

El 30 del mismo mes es desactivado un artefacto explosivo 401 gramos de C-4 que el salvadoreño había colocado en una maceta ornamental del piso 15 de la misma instalación hotelera.

El 24 de mayo de ese mismo año, mientras Chávez Abarca se encuentra en México, estalló una bomba en la entrada de las oficinas de la corporación Cubanacán de la capital.

En 1997 “El Panzón”, siguiendo órdenes de Luis Posada Carriles, fue quien contrató al mercenario Raúl Ernesto Cruz León y lo encargó de realizar acciones criminales en Cuba.

Cruz León confesó luego que hizo dos viajes a Cuba en los que puso bombas en instalaciones turísticas habaneras, una de las cuales mató a Di Celmo el 4 de septiembre de ese año en el hotel Copacabana.

Pero este alumno aventajado del terrorismo estuvo detenido en El Salvador por dos años por ser jefe de una banda que se dedicaba de robar automóviles en ese país, mas la justicia esquivó dar sentencia a los otros crímenes internacionales de los que se le acusaba.

Además, él y 21 miembros de su pandilla fueron arrestados bajo cargos de robo de carros y estafa. Las autoridades aseguraron entonces que se trataba de “una de las principales estructuras del crimen organizado dedicadas al robo y hurto de vehículos a nivel nacional y centroamericano”.

El 28 de octubre del 2007, un juez complaciente liberaba a Chávez Abarca por sus actividades delictivas. Sin embargo, nunca tuvo que responder de su papel como principal cómplice de Luis Posada Carriles en una campaña que nunca se mencionó ante los tribunales salvadoreños a pesar de repetidas denuncias.

NADA DE SECUESTRO. FUE DETENIDO EN MAIQUETÍA

Como suelen hacer algunas agencias de prensa, apenas se conoció la noticia del arresto del terrorista, circuló que este había sido  secuestrado en Guatemala.

Sin embargo, Venezuela desmintió tal imputación al presentar las imágenes de la llegada de Chávez Abarca al aeropuerto de Maiquetía, en la capital venezolana, y además de otros documentos como boleto, chequeos aeroportuarios, de aduana, y el resto de los trámites de viaje para demostrar que compró un pasaje comercial a Caracas, adonde entró con pasaporte falso a nombre de Carlos Adolfo González Ruiz.
Las agencias manipulan también declaraciones de la esposa del terrorista, Karla Guadalupe Trigueros, quien  ha planteado que la medida aplicada contra Chávez Abarca es “ilegal”, porque él no pudo ser “deportado” de Caracas a La Habana ya que es un ciudadano salvadoreño.

Caracas  lo que puso en práctica fue el pedido de extradición que pesaba sobre este ciudadano, solicitado con difusión roja por INTERPOL-Cuba por delito de terrorismo.

Comienza así un nuevo capítulo en   la búsqueda de la justicia. En  1997 el salvadoreño Raúl Cruz León, condenado en Cuba por terrorismo, confesó que había sido reclutado por Chávez Abarca — con un largo expediente de atentados contra intereses cubanos no sólo en la Isla, sino también en México y Bahamas— para introducir explosivos en La Habana, utilizados en los sabotajes en distintos lugares turísticos, uno de los cuales acabó con la vida de Di Celmo.

Posada Carriles, sin embargo, aún permanece bajo  protección de Estados Unidos, una buena noticia para la justicia sería también que Washington decidiera extraditarlo a Caracas.

Y les decía que pensé en Giustino Di Celmo, el padre de Fabio, porque un día hace algunos años, me confesó en una entrevista que se quedaría a vivir en Cuba porque quería luchar por ver sentados en el banquillo de los acusados al asesino de su hijo. La justicia siempre llega.

Más sobre Chávez Abarca

Captura de terrorista evidencia plan criminal de oposición venezolana

Anuncios

7 comentarios en “Panzón, la justicia llega

  1. Vaya, aquí les dejo otra noticia sobre este sujeto
    http://www.europapress.es/latam/politica/noticia-chavez-abarca-admite-fue-venezuela-conspi

    CARACAS, 7 Jul. (EUROPA PRESS) –
    El salvadoreño Francisco Chávez Abarca, acusado en Cuba de delitos relacionados con terrorismo, admitió este miércoles momentos antes de ser extraditado a este país que el objetivo de su viaje a Venezuela era realizar acciones de “conspiración” y admitió que llegó a Caracas “de manera fraudulenta”.

    Las declaraciones fueron divulgadas por la cadena Telesur, que pudo entrevistar brevemente al presunto terrorista antes de que subiese al vehículo que lo trasladó al aeropuerto internacional Simón Bolívar –a pocos kilómetros de Caracas– para abordar un avión con destino a La Habana, donde será procesado.

    Cuando le preguntaron por las razones de su presencia en Venezuela, Chávez Abarca respondió: “Porque estábamos listos para poder hacer ciertas acciones, conspiración”, sin precisar más detalles, al tiempo que confesó que llegó a esa nación sudamericana desde Guatemala “de manera fraudulenta con un pasaporte falso”.

    Chávez Abarca fue detenido el pasado viernes por el Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) cuando intentó entrar en Venezuela con un pasaporte guatemalteco falso con el objetivo de realizar varios atentados en plena campaña electoral para los comicios legislativos del próximo 26 de septiembre.

    La justicia cubana acusa al salvadoreño de ser sospechoso de pertenecer a la red anticastrista de Luis Posada Carriles, a quien las autoridades de la isla responsabilizan, entre otros atentados, de haber hecho explotar en 1976 un avión de Cubana de Aviación en el que murieron 73 personas.

    Cuba también sitúa a Chávez Abarca como reclutador de un ex soldado salvadoreño condenado a muerte por llevar a cabo en 1997 una cadena de atentados contra hoteles de La Habana, dando muerte a un joven turista italiano.

    Poco después de la extradición del salvadoreño, el ministro venezolano de Relaciones Exteriores, Nicolás Maduro, lanzó una fuerte crítica al presidente norteamericano, Barack Obama, por no detener a Posada Carriles, quien reside en Miami, según denuncian las autoridades venezolanas y cubanas.

    En este sentido, informó de que su despacho recibió este miércoles la primera nota diplomática enviada por Estados Unidos en los últimos cinco años con respecto a la solicitud de extradición de Posada Carriles, cuyo contenido no reveló pero aseguró que están “evaluando” para dar una respuesta próximamente.

    Maduro denunció que la CIA se ha encargado de “entrenar a grupos” que trabajan en “operaciones sucias en Centroamérica, persiguiendo, torturando, asesinado a dirigentes de movimientos populares y revolucionarios centroamericanos”, al advertir de que el Gobierno de Hugo Chávez se mantiene “atento a bandas terroristas que pretenden cometer crímenes contra la estabilidad y paz del pueblo”.

  2. A este del paredon no creo que haya quien lo salve. Ojala no decida llevarse a la tumba los secretos que debe saber sobre las organizaciones terroristas a que pertenece

  3. Kimbombo, si supieras……. mi primer pensamiento fue para Giustino, que por cierto ayer andaba premiando a los ganadores de la copa infantil de fútbol que se desarrolló en Las Tunas, en homenaje a su hijo.
    De cierta manera el arresto de este connotado terrorista traerá un poco de paz a su alma y los cubanos haremos justica.

  4. Es una muy buena noticia, detener a este “tipo” de gente todavía le hace creer a uno en la justicia… Seamos realistas y hagamos lo imposible.

    un beso Deisy, cada día me gusta más este blog tuyo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s