Conservar la calma, pidió Raúl en Santiago

Mi mamá dice que hay que acostarse vestidos. Inicialmente no asociaba el porqué de su razonamiento, pero enseguida me percaté por dónde venía su idea: la tierra sigue temblando en el oriente cubano. Le expliqué que no había motivos para la alarma, pero sí era necesario estar bien informados y es lo que está sucediendo.

Apenas se produjo el sábado el movimiento telúrico de 5,5 en la escala de Richter en Guantánamo, el presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Raúl Castro se trasladó a Santiago de Cuba, por allá ha permanecido en los últimos días, pendiente de las misiones del Consejo de Defensa provincial en caso de una catástrofe como esa que ojalá nunca tengamos que lamentar.

Ayer lunes  volvió a sentirse un sismo perceptible en Santiago, esta vez de 2,2 grados. Raúl pidió sacar experiencias, prever cuanto sea posible y ante todo conservar la calma.

El movimiento telúrico en Haití el 12 de enero pasado ha generado otras tensiones en la vecindad, se sacude la tierra y libera energía en un sitio, pero la acumula en otro y ello altera el régimen sísmico en la parte oriental de Cuba, aseguran los especialistas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s