Sucedió en La Habana

El tema llueve sobre mojado. Lo digo porque hoy en la mañana un grupo de mujeres que se autodenominan Damas de Blanco (se dice por ahí que son de Verde)  salieron desde una iglesia en el barrio del Vedado, donde asistieron a una misa (por cierto acompañadas de dos diplomáticos europeos) para protestar por las presuntas violaciones humanas y la falta de libertad en Cuba.

De quiénes son ellas se ha hablado: contrarrevolucionarias pagadas, pero Otoniel Díaz Trujillo, vecino de la barriada de Centro Habana, las definió bien: lo único que defienden “es el dinero que les mandan de Estados Unidos todos los meses, porque viven de eso y ninguna trabaja”.

Ah, de los dos diplomáticos europeos. Ellos me expresaron que asistían a una misa, pero luego los vi siguiendo de cerquita todo aquello…parece que para que no se lo contaran (¿o para controlar que se cumplieron las instrucciones dadas?)

Los grupúsculos internos están aupados por la más reciente campaña anticubana que pretende llamar la atención para tratar de llevar el mensaje al mundo de que en Cuba se violan los derechos humanos y que no hay libertad.

“Pero ya esto cansa”, comentaba un colega de un medio extranjero acreditado en La Habana, quien dijo sentirse “hastiado” de ver “tanto descaro”.

Por lo demás, aquello fue una “pelotera” de las Damas apostrofando su manido discurso y los hombres y mujeres de este pueblo ripostando con enérgica respuesta.

¡Viva Fidel!, ¡Abajo la gusanera! ¡Esta calle es del pueblo!…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s